Saltar al contenido
gato andino
TAXONOMÍA
gato andino

 

 

 

  • Nombre científico:Leopardus jacobitus
  • Hábitat: América del Sur
  • Peligro Extinción: En Peligro (EN)
  • Longitud: 60 a 80 cm
  • Alimentación: Carnívoro

Gato andino, el Gato de los Andes

El gato andino cuyo nombre científico es Leopardus jacobitus, también es conocido dependiendo del lugar de su hábitat como gato lince, titi, chinchay u osjo, y se caracteriza por ser una especie de mamífero con hábitos carnívoros perteneciente a la familia Felidae.

Este es uno de los felinos poco conocidos y se considera que es la especie con mayor índice de amenaza en el continente americano.

El gato andino es endémico de América del Sur y para su distribución ha elegido las regiones montañosas de los Andes, el norte de Bolivia, Chile, centro y sur del Perú y Argentina.

gato andino

Hábitat del Gato Andino

Su lugar favorito para vivir son las zonas de vegetación de poca altura o con abundante espesor, tales como las áreas rocosas y estepas. Han sido registrados avistamientos desde los 3000 a 5000 msnm, incluso más alto, sorprendentemente por encima de los límites de árboles, logrando en la provincia argentina de Mendoza a vivir a un nivel inferior a los 2000 msnm.

En dicho lugar, se ha registrado la presencia del gato andino en la reserva privada Villavicencio y se cree que puede ser relevante y factible la idea de anexar el ambiente de Paramillos de Uspallata como una reserva apta debido a sus altos niveles de observaciones de este animal entre los 2500 y 3000 msnm.

El gato andino está distribuido con un límite en la vertiente occidental de Los Andes, en Chile, lugar donde se ubicaba comúnmente más al norte que en Argentina.

Pero, a pesar de que este animal es esquivo y se dificulta el observarlo, estudios recientes y el empleo de cámaras trampas han facilitado la confirmación de la presencia de esta especie cada vez más al extremo sur.

A pesar de que habita sólo en la alta montaña, los valles que se encuentran habitados por seres humanos representan trabas y llegan a fragmentar la población, siendo aún los bajos índices de caza furtiva realmente peligrosos.

Características Morfológicas

El gato andino posee una piel excesivamente suave, densa y con una tonalidad gris plateado y bastante fina, llegando a los 5 centímetros de largo en la zona de su espalda.

El área del vientre es de color blanco pálido presentando diversas manchas oscuras. Tiene bandas de color gris oscuro bastante resaltantes que atraviesan su pecho y patas delanteras.

Sus orejas son de gran tamaño y redondas contando con un alto sentido de la audición, por lo que puede ser de gran ayuda durante la caza, gracias a sus tímpanos perfectamente desarrollados; en la parte trasera de las orejas se presenta una tonalidad gris oscuro.

En el caso de su nariz esta es negra y en su rostro pueden observarse unas pequeñas franjas negras con forma semicircular que se deslizan desde los ojos hasta llegar a las mejillas, asimismo una coloración blanquecina se adueña de los contornos de su boca.

Las piernas que posee el gato lince son de aspecto fuerte con patas de gran anchura marcada con líneas y manchas de color negro; mientras que la base de sus patas es café gris.

Su característica más resaltante es una cola impresionante bastante larga de aproximadamente 2 tercios de la longitud de su cuerpo; y debido a que la parte baja de su cola cuenta con hebras tan largas y densas como la punta, le brinda una forma perfectamente redonda.

También pueden observarse de 6 a 9 anillos anchos oscuros en la misma cola que emplea para resguardarse del frío, envolviendo su cuerpo al dormir y tapando su pequeña nariz con ella.

Se presume también que su larga cola seguramente es una adaptación para equilibrarse correctamente cuándo persigue a aquellos roedores que son sus favoritos.

El gato lince puede alcanzar una longitud entre los 60 a 80 cm, sumándose a esto su prominente cola de unos 35 cm; su peso oscila entre los 4 y 7 kg.

Da muestras de un comportamiento pacífico y, según diversos análisis, no se siente perturbado a causa de la presencia de un ser humano debido a que puede tolerar con facilidad la cercanía de observadores sin dar indicios de alguna señal de alarma.

Sin embargo, con el zorro reacciona de manera agresiva frente al cual chilla, erizando los pelos que posee en su lomo, seguramente por su condición de competidor trófico.

No hay muchos datos con respecto a sus reacciones en cuanto a la territorialidad, no obstante, tal como sucede con gran parte de los felinos, es probable que los territorios dominados por los machos sean de mayor extensión que los de las hembras; y debido a esto podría darse cierto nivel de solapamiento en cuanto a este tema entre los sexos.

gato andino

Alimentación del Gato Andino

El gato andino se alimenta de roedores variando su dieta entre los más pequeños y los de un tamaño medio, todos pertenecientes a los géneros Chinchilla, Abrothrix, Lagidium, Ctenomys y Phylotis, entre otros.

Además de aves que viven mayormente en el agua o terrestres, así como de reptiles y huevos. La vizcacha, que es un roedor de la familia de las chinchillas constituye el 94% de su alimentación.

Estos animales carnívoros ocupan grandes superficies de terreno en busca de alimento, siendo activos durante el transcurso del día; esto se concluye debido a que las presas que comúnmente logra cazar presentan tanto hábitos diurnos como nocturnos.

gato andino

Reproducción

Se poseen registros de avistamientos formando parejas en lo que se estima que sea su período de reproducción, entre los meses de Julio y Diciembre. No está adaptado a reproducirse en condiciones de cautividad.

Según datos ofrecidos por la población indígena de Bolivia, las hembras después del proceso de gestación, suelen dar a luz a dos o tres cachorros en grietas o dentro de hoyos entre las piedras.

Incluso llegan a aprovechar aquellas galerías elaboradas por mamíferos que tienen hábitos de cavar; esto toma lugar, aproximadamente, entre los meses de Julio y Agosto, aunque hay un alto índice de probabilidades de que esta temporada se extienda hasta el mes de Noviembre, debido a que se observan gran cantidad crías recién nacidas entre los meses de Octubre y Abril.

Las hembras son quienes siempre se mantienen al cuidado y alertas para la protección de sus cachorros hasta que son capaces de valerse por sí mismos.

La edad apta para su primera reproducción, es decir, su madurez sexual es alcanzada a los 2 años de edad y esperanza de vida acostumbra a ser hasta los 9 años, pero existen casos en que pueden alcanzar los 16 años.

crias monte andino

Gato Andino en Peligro de Extinción

El gato montes andino es uno de los felinos con el índice más bajo de avistamientos a nivel mundial, debido a que es realmente mínima la cantidad de reportes de observaciones de la especie, que puede encontrar en zonas no muy extensas en el Sur de Perú, en las regiones montañosas de los Andes, Norte de Chile, Sur Oeste de Bolivia y Argentina y al Sur de Paraguay; encontrándose al borde de la extinción debido a que sólo se encuentran unos 2500 ejemplares en su hábitat natural.

Entre las causas más potentes que contribuyen a la extinción del gato lince debe mencionarse el constante cambio de uso de suelo a causa de la minería, lo cual propicia la pérdida de hábitat.

Las prácticas no apropiadas de ganadería, turismo no regulado, agricultura, uso no regulado de las fuentes de agua y extracción de hidrocarburos, tienen como consecuencia la degradación del hábitat de esta especie.

También es de importancia señalar que la caza oportunista o caza paliativa, la caza de poblaciones de presa y la caza tradicional atentan terriblemente a las poblaciones de gatos linces, provocando su disminución y afectación altamente preocupante a su estructura poblacional.

Las comunidades ubicadas al extremo norte de Chile acostumbraban a cazar ilegalmente al gato andino a causa de una superstición y también solían disecarlo ya que, en concordancia con lo que dictaba la tradición, propiciaba la buena suerte en las temporadas de siembra y cosecha.

La cacería descontrolada de la chinchilla fue otra razón por la cual se vio disminuida su población, debido a que, como se mencionó al inicio del artículo, este roedor es uno de los favoritos para su alimentación.

Mientras que la continua pérdida y daños causados a su hábitat, producto de la desecación de bofedales, (conocidos también como humedales de altura), consecuencia de las explotaciones de minas, también se añade a la lista de sus amenazas más alarmantes.

Durante la década del 2000 la Alianza Gato Andino, la cual es una organización conformada por unas 50 personas trabajando conjuntamente desde en Bolivia, Argentina, Chile y Perú, firmó un acuerdo con la Small Wild Cat Conservation Foundation (SWCCF) para dar inicio a un centro de preservación del gato andino ubicado en el Salar de Surire, en Chile.

La tarea consiste en propiciar la enseñanza y concientización de las personas pertenecientes a las localidades aledañas que caza estos animales para hacerse con sus supuestos poderes espirituales, incluyendo en este plan hasta a los más pequeños.

Por otro lado, en la región andina de Argentina, las personas encargadas de criar cabras, de manera errada perciben a los gatos como una amenaza para sus animales, sin embargo, dicho problema está siendo abordado por un grupo de investigadores del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Técnicas).

Según el punto de vista internacional, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) lo cataloga como “En Peligro” (EN), lo cual indica que está incluida en una categoría conformada por especies con población reducida.

gato montes andino

Deseamos que con este artículo hayas podido conocer más a fondo al gato andino. Agradecemos tu visita a nuestra web de animales en peligro de extinción para informarte sobre esta especie, pero antes de que nos dejes, quisiéramos pedirte 1 pequeño favor.

Queremos decirte que esta web se realiza sin ningún animo de lucro. Tan solo nos mueve nuestro enorme amor hacia los animales y la total convicción de su lucha para su protección.

En un mundo cada vez más globalizado gracias en parte a Internet, somos conscientes de la importancia que tienen las redes sociales para difundir este tipo de mensajes para proteger a a estas especies en peligro de extinción.

Es por ello que te agradecerí­amos de corazón, si compartieses este artí­culo en tus redes sociales para difundir nuestro mensaje con tus amigos y familiares sobre la necesidad de proteger al gato andino en peligro de extinción.

Tenemos el pleno convencimiento de que con un pequeño gesto de cada uno de [email protected], juntos podremos cambiar el rumbo de nuestro planeta.

Muchísimas Gracias !!!!!!!

flechas rojas

5/5 (3 Reviews)