manati

 

 

 

  • Nombre Científico: Trichechus manatus
  • Hábitat: Indias occidentales, Amazonas, Indo-Pacífico
  • Peligro de Extinción: Peligro Extinción/ Vulnerables
  • Peso: 362-544 kg
  • Envergadura: 3 metros
  • Alimentación: Herbívoro

Que es un manatí

Un manatí es un gran mamífero acuático pariente de los elefantes y de un pequeño mamífero que habita en el continente africano llamado damanes. Se sospecha que han evolucionado desde estas especies al tener que atravesar frecuentemente los ríos y arroyos para poder alimentarse de sus plantas. El nombre científico del manatí es Trichechus y pertenece a la familia del Trichechidae. Como podrás ir comprobando a lo largo de este artículo, dentro de esta especie se subdividen distintas especies que se han desarrollado por separado. Acompáñanos y descubre este fascinante animal marino que sin duda alguna te dejará sorprendido.

manati

Tipos de Manaties

Dentro de la orden de los Sirenios, también conocidos como vacas marinas,  existen 5 subespecies distintas de mamíferos marinos que son;

  1. Manatí de las Indias Occidentales: Su nombre científico es Trichechus mantatus y se subdividen en dos especies distintas; El manatí de florida (Trichechus manatus latirostris) y el manatí de las antillas (Trichechus manatus manatus). El hábitat del manatí de florida se sitúa en el sureste de Estados Unidos, más concretamente en el estado de Florida. El manatí de las antillas o también llamado manatí del caribe se encuentra dispersado a lo largo de las vías fluviales del este de México, Centroamérica, las Antillas y costas norte y este de América del Sur. Ambas especies pueden vivir perfectamente tanta en aguas saladas como dulces. Aunque las dos subespecies tienen grandes similitudes, se suele diferenciar por la estructura de su cráneo.
  2. Manatí Amazónico: Su nombre científico es Trichechus inunguis,  su hábitat se sitúa en las aguas del río Amazonas y los afluentes de América del Sur. El manatí del amazonas es el más pequeño de todos los de su especie. Su piel es tersa y a diferencia del resto de ejemplares carece de uñas en sus aletas.
  3. Manatí de África Occidental: Su nombre científico es Trichechus senegalensis, se encuentra en las zonas costeras de África Occidental y es casi idéntico al manatí de las Indias Occidentales.
  4. Dugongo: El dugongo ya no pertenece a la familia Trichechidae si no a la Familia Dugongidae. Su nombre científico es Dugong dugon y su hábitat se encuentra en la región del Indo-Pacífico. La piel del dugongo es mucho más lisa y suave, diferenciándose con el manatí por su menor tamaño, la forma de su aleta caudal que está mucho más desarrollada y la posición de los labios en su rostro.
  5. Vaca marina de Steller: También pertenece a la familia Dugongidae aunque se encuentra extinguida desde el año 1768. Su nombre científico es hydrodamalis gigas y era el manatí más grande de su especie llegando a medir más de 9 metros de longitud y un peso de hasta 4, 4 toneladas.

 

diferencias dugongo y manatí

Características del Manatí

La mayor parte de su tiempo lo transcurren debajo del agua donde se dedican a comer y descansar. La evolución de esta especie en el medio acuático ha permitido que su anatomía haya desarrollado una serie de adaptaciones morfológicas que le permiten estar sumergidos durante más de 20 minutos cuando se encuentran reposando. Una característica inusual en esta especie es que los pulmones y el diafragma se alojan a lo largo de su cavidad corporal por lo que cada pulmón se encuentra en una cavidad independiente. Esta enorme capacidad pulmonar le posibilita que en cada inspiración que realizar por sus fosas nasales pueda reemplazar una gran cantidad de oxigeno permitiéndole prolongar los intervalos de respiraciones. De hecho, estudios científicos recientes han podido demostrar que son capaces de renovar hasta el 90% de su oxigeno en una sola inspiración en comparación al ser humano que solo renovamos el 10%.

Su longitud media oscila alrededor de los 3 metros con un peso entre 262-544 kg. A diferencia de la mayoría de los mamíferos, las hembras de manatí son más grandes que los machos, junto a esta apreciación, para poder diferenciar ambos sexos deberemos fijarnos en donde se encuentra localizado su aparato reproductor. Siendo en los machos justo por debajo del ombligo y en las hembras su aparato sexual se encuentra encima de su ano.

El color de su piel puede variar desde el gris al marrón, sus ojos son pequeños y disponen de una membrana que cubre el glóbulo ocular para su protección. Su agudeza visual es muy escasa ya que son miopes y además tienen una visión dicromática que les ocasiona no poder distinguir los colores azul, verde y gris. A cambio de su limitada visión, el manatí dispone de un buen oído donde se encuentran unos huesos extremadamente grandes que le permiten escuchar cualquier ruido desde largas distancias. Se comunican entre si debajo del agua mediante unos casi inapreciables silbidos o chirridos que realizan con una frecuencia de entre 3 a 5 kilohercios.

Al contrario de lo que muchas personas puedan pensar, el manatí si tiene dientes. Una de las peculiaridades más asombrosas de su dentadura es que sus piezas dentales las reemplaza durante toda la vida a medida que se van gastando. La sustitución de sus dientes interminable viene ocasionado por una adaptación evolutiva debido a su dieta ya que gran parte de su alimentación consiste en plantas abrasivas que se mezclan con arena ocasionándole por ello un mayor desgaste.

Una característica entre las diferentes especies de lo sirenios son las tres o cuatro uñas que tienen algunos ejemplares en sus aletas. Esta singularidad tan solo se puede observar en los manatíes de África Occidental y los de las Indias Occidentales, careciendo de uñas el dugongo y el manatí del amazonas. Son muchos los científicos que afirman que la presencia de uñas en algunos ejemplares nos vienen a confirmar las similitudes que existen con sus parientes en la tierra, los elefantes. En ciertos momentos, los manaties se tienen que ayudar de sus aletas para impulsarse por el fondo marino por lo que también hay quien piensa que las uñas han evolucionado para prevenir la posible abrasión que ello pueda ocasionar en los bordes de las aletas.

uñas del manatí

Alimentación

Los silenios son los únicos mamíferos marinos que son herbívoros. Sin embargo, se les ha podido observar como añaden en algunas ocasiones a su dieta pequeños peces e invertebrados. Comen una gran variedad de plantas acuáticas, llegando a consumir diariamente entre el 10 y el 15 % de su peso corporal por lo que un manatí de unos 450 kg puede llegar a comer entre 45 a 65 kilos de plantas cada día.

Reproducción

Uno de motivos por los que el manatí se encuentra en peligro de extinción es su baja tasa de natalidad. Su madurez sexual no la llega a alcanzar hasta haber cumplido los 5 años y las hembras tan solo darán a luz un solo manatí bebe cada dos a cinco años. El periodo de gestación es de aproximadamente un año. La cría nace debajo del agua por lo que nada más ser expulsada al mundo la hembra debe dirigirla hacia la superficie para que pueda dar su primera bocanada de aire. No obstante, su adaptación es muy rápida y a la hora de haber nacido se pondrá a nadar con su madre como si lo hubiera hecho toda la vida. El manatí bebe al nacer mide alrededor de un metro de longitud y pesa entre 27 a 30 kilogramos. Durante los primeros meses combinará su dieta amamantandose de su madre e ingiriendo las plantas carnosas del fondo marino. Son unos animales bastante longevos por lo que pueden llegar a vivir más de 60 años.

Sabías que………el significado de manatí proviene de una antigua lengua caribeña que quiere decir “con mamas

Donde vive el Manatí

Como habrás podido comprobar anteriormente, el hábitat del manatí abarca diferentes continentes según a la especie que mencionemos. No obstante, cualquiera de estas subespecies se pueden encontrar en la gran mayoría de los ríos que contenga aguas tranquilas y sean poco profundas ya que necesitan que la luz solar penetre en el fondo marino para poder estimular el crecimiento de las plantas a través de la fotosíntesis. Aparte de los ríos de agua dulce y manglares no es del nada extraño el poder observarlos en las desembocaduras de los ríos, las bahías de agua salada, canales y zonas costeras donde broten las praderas marinas. No aceptan de buen grado el agua fría por lo que generalmente durante los meses más fríos se vuelven algo emigrantes y se dirigen hacia zonas más cálidas.

Amenazas de su Extinción

Todas las especies de sirenios se encuentran catalogadas como vulnerables o en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Son diferentes los peligros a los que se deben exponer cada manatí dependiendo del continente en que habite. No obstante, detrás de la extinción de cada una de las diferentes especies al igual que ocurre con otros animales esta la mano del ser humano con la destrucción de su hábitat. La mayoría de las muertes accidentales están ocasionadas por las hélices de las pequeñas embarcaciones que surcan los diferentes ríos. Para que te puedas hacer una idea, llegan a ser tan comunes estas colisiones contra las embarcaciones que incluso los científicos utilizan las cicatrices de los manaties como método de identificación.

Otras de las causas por las cuales se encuentra en peligro de extinción es por la ingesta accidental de anzuelos o por acabar enredarse en las redes abandonadas de los pescadores. Todas estas circunstancias ocasionan que en la actualidad (2017) solo lleguen a existir 6.620 manaties en todo Estados Unidos. Afortunadamente, los actuales gobiernos de los diferentes países se han dado cuenta de su rápida desaparición por lo que se están aprobando leyes que protejan su hábitat. Estas nuevas leyes están ayudando la protección de esta especie por lo que ya se empieza a observar como en algunas zonas están aumentando el número de ejemplares.

Os dejamos este precioso vídeo donde podrás comprobar la majestuosidad de esta bella especie. Que lo disfrutes 😉

Aguardamos con cierta inquietud e ilusión que esta bella especie no se una a la lista interminable de animales extintos y entre todos podamos llegarla a salvar. Esperamos que este artículo te haya ilustrado y puedas conocer con más detalles al Manatí. Por nuestra parte tan solo nos queda darte las gracias por visitar nuestra web, pero antes de que nos abandones quisiéramos pedirte un pequeñito favor ;-).

Somos conscientes de que vivimos en una época de enormes cambios climáticos debido principalmente a la mano del ser humano y que repercuten directamente en el hábitat de los animales más desprotegidos. En un mundo tan globalizado en el que hoy vivimos, sabemos de la importancia que tienen las redes sociales para compartir información. Es por ello por lo que te rogamos que compartieras este articulo en tus redes sociales para de esta manera poder concienciar a más personas sobre la necesidad de cuidar entre tod@s a estos animales en peligro de extinción. Un pequeño gesto de cada uno de nosotr@s estamos completamente seguros de que puede cambiar el mundo. Un millón de GRACIAS!!!!!

flechas rojas

5/5 (2 Reviews)